Palabra de Facebook

María, José, Jesús y no me olvide de Magdalena. En la época fértil del Espíritu Santo estos nombres debieron ser novedad. José y María decidieron llamarle Jesús. Con este innovador nombre comenzó una nueva etapa para la heráldica. Un increíble número de santos, creíble para el 33,4% de la población mundial, son los que vinieron luego y que hasta ahora, con todas sus variantes, han etiquetado a un tercio de la humanidad.

 Con la peste que dejó Europa a la mitad, la otra mitad optó por bautizar a sus hijos con los milagrosos nombres de la Biblia y abandonar los nombres germánicos al estilo de Esmeralda. He aquí porqué todos nuestros abuelos se llaman Pepe, Mari Carmen y variantes.

 Hace tres meses nació el primero de una nueva generación de santos, hasta puede que futuros apóstoles de la religión más universal jamás vista. Tiene 665 millones de fieles. Todos ellos depositan en él su plena confianza. Es una doctrina que ha roto barreras y que, como el cristianismo hizo en aquel año que no podemos contar, revoluciona el mundo. Países de otras religiones sometidos a regímenes autoritarios se han levantado contra el orden establecido.

 Zuckerberg creó el mundo y Facebook se reencarnó después de la caída de Mubarak en la región de Ibrahimya (Egipto), dónde dos padres decidieron ponerle a su hija “Facebook”. Ahora conocemos el nacimiento del primer Santo en Israel: “Like” o “Me gusta” en lengua vulgar. Otra niña a quien sus padres han querido demostrar su amor con este nombre. Facebook ha aprendido de Jesús y ha traducido ya las Sagradas Escrituras al idioma del pueblo, evita así futuras escisiones protestantes. Sin embargo su hermano ya le es competidor. Con un discurso más simple -¡sólo 140 caracteres!- y una capacidad de transmisión del mensaje inferior a la unidad de información por minuto ya cuenta con más de 200 millones de fieles. Pero Twitter aún espera al profeta. Aunque si tarda tanto como lo está haciendo su colega hebreo, Facebook le va a dar una paliza (numéricamente hablando claro, los conflictos religiosos no tienen porqué llegar a las manos).

Esperaremos pues, a la llegada de otros apóstoles. Mientras tanto el nombre de adeptos de las dos religiones crece cada minuto y entre ellos revolucionan el mundo. Este mismo domingo se reunieron en dos capitales de nuestro país fruto de una gran convocatoria des de las alturas de Twitter. “Like” ha sido el primero y “Dislike” o, “No me gusta” en lengua vulgar, es el gran esperado entre los fieles. Una de las miles de órdenes, o grupos, así lo reclama. Sin embargo la autocrítica no ha sido amiga de las religiones predecesoras a lo largo de los siglos. Yo tampoco sabría controlar tal nombre de adeptos si pudieran pensar.

Júlia

Anuncis
Comments
One Response to “Palabra de Facebook”
  1. DllN ha dit:

    “Me gusta”.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: